Garzón quiere interrogar a la viuda de Pinochet

Lucia Hiriart, Óscar Aitken y dos ejecutivos del Banco de Chile, son requeridos por blanqueo de más de US$ 77 millones. Juez puede viajar a Chile.

lanacion.cl

La viuda del ex dictador Augusto Pinochet, Lucía Hiriart, y quien fuera albacea del ex comandante en Jefe del Ejército, Óscar Aitken, están entre los requeridos para un interrogatorio por blanqueo de dinero por el juez español Baltazar Garzón que el mismo podría encabezar en Chile.

El magistrado de la Audiencia Nacional tiene también en la mira los ejecutivos del Banco de Chile Pablo Granifo Lavín (ex presidente del Consejo de Administración 2001-2005) y Hernán Donoso Lira (ex gerente en Nueva York).

De acuerdo a la edición de este lunes del diario El País de España, al grupo se le pide el pago de una fianza destinada a resarcir a las víctimas españolas de la dictadura de Pinochet que asciende a US$ 77.348.374.

El reporte señala que en la resolución, que es firme, Garzón puso un plazo de 10 días a los imputados y a los bancos, considerados responsables civiles subsidiarios, para que paguen. En caso de no hacerlo, procederá a su embargo y bloqueo de cuentas por un tercio más de la cantidad fijada: totalizaría más de Us$ 100 millones.

La causa es derivada de la que inició en octubre de 1998 en contra Pinochet por violaciones a los derechos humanos y de su ampliación por alzamiento de bienes en 2005 que al año siguiente se archivó respecto al Banco Riggs cuando esta entidad asumió las cuentas secretas del ex dictador y pagó US$ 9 millones que llegaron a las víctimas.

En abril de 2007 se presentó una ampliación de la querella por blanqueo de capitales contra varios altos responsables del Banco de Chile y dos de sus filiales Banchile Corredores de Bolsa SA y Banchile Administradora General de Fondos SA.

A pedido del magistrado, la Fundación Española Presidente Allende presentó en julio de este año un informe de la Brigada Investigadora de Lavado de Activos de la Policía de Investigaciones en que se determina la responsabilidad de cada uno de los imputados.

Por ello, Garzón acordó también cursar una comisión rogatoria a Chile para interrogar a los cuatro querellados, en calidad de imputados de los citados delitos. El País asegura que intención es viajar a Chile para participar en esa toma de declaraciones de los acusados.