Por Leslie Ayala / La Nación

Caso Riggs: procesan a ex edecán de Pinochet

El monto malversado por el cual se encausó a Moreno Saravia es de al menos US$100.000. Tras ser notificado de esta resolución por la Brigada de Derechos Humanos de la PDI, el general (R) fue traslado hasta el Comando de Policía Militar del Ejército.

El general (R) Sergio Moreno Saravia fue procesado por malversación de caudales públicos. Foto: UPI

Un nuevo procesamiento en el denominado caso Riggs dictaminó ayer el juez Juan Manuel Valderrama.

Esta vez el encausamiento fue en contra del general (R) Sergio Moreno Saravia, ex edecán de Augusto Pinochet, quien sirvió como enlace para que el dictador sacara ilegalmente del país gastos reservados que después internó para comprar diversos bienes a nombre del otrora comandante en jefe del Ejército.

El fallo establece que existen antecedentes suficientes en la causa para acreditar la existencia del delito de malversación de caudales públicos por parte de Moreno, quien en su calidad de secretario general del Ejército realizó el enlace para sacar gastos reservados del erario nacional para traspasarlo a fondos personales de Pinochet, quien utilizó estos dineros para comprarse casas para él y su familia.

El monto malversado por el cual se encausó a Moreno Saravia es de al menos US$100.000. Tras ser notificado de esta resolución por la Brigada de Derechos Humanos de la PDI, el general (R) fue traslado hasta el Comando de Policía Militar del Ejército.

COMPRA DE CASAS

Entre los inmuebles comprados está el departamento Nº 403 del edificio Los Maitenes, en Reñaca (después lo vendió en $ 40 millones).

Asimismo, el fallecido dictador -con el dinero malversado a través de la sociedad Belview International S.A.- le compró a su esposa, Lucía Hiriart, la casa de calle General Gorostiaga Nº 509, en Ñuñoa, propiedad de la cual también se deshizo más tarde. Meses después compró una parcela en la hacienda El Convento en Santo Domingo, la que posteriormente fue traspasada a sus hijos.

En 1995 adquirió una residencia en Iquique avaluada en $75 millones los cuales canceló en efectivo. Según el procesamiento, el general Pinochet compró ese mismo día otra propiedad del recinto ubicado en Playa Chipana.

El mismo año, y por recomendación de su edecán, le compró al miembro de la cúpula de la DINA coronel (R) Marcelo Moren Brito el fundo Rupumeica, en Lago Ranco, en $22 millones. Así como también adquirió tres propiedades en Vitacura, mediante vales a la vista.

La importancia de esta resolución recae en que por primera vez el juez establece que está "absolutamente claro" que Pinochet, a través de la sociedad Belview (del cual era dueño), adquirió numerosos bienes con dineros de gastos reservados del Ejército que sacaba y devolvía del exterior y que el general (R) Moreno colaboró para ello.